7 Reglas del sueño seguro

La Muerte Súbita infantil es la muerte repentina e inexplicable de un bebé menor de un año.

AAP - American Academy of Pediatrics

Muchas veces damos por sentado que un bebé está más seguro mientras duerme que de cualquier otro modo. Sin embargo, miles de niños menores de un año, mueren diariamente como consecuencia de malas prácticas a la hora de dormir.

 

Aunque no están completamente determinados los causantes del síndrome de muerte súbita infantil o del lactante (MSI o SMSL), se ha logrado un impacto considerable en la disminución de este fenómeno aplicando buenas prácticas de sueño.

La American Academy of Pediatrics (AAP) ha realizado una campaña intensiva para promover el sueño seguro como principal factor de disminución del riesgo de MSI y estas son sus consideraciones:

Seguridad infantil en el hogar y en el auto

1. Acuéstalo a domir sobre la espalda (boca arriba).

El bebé debe poder girar su cabeza hacia un lado naturalmente.

Puedes evitar que su cabeza se aplane (plagiocefalia) cambiándolo de posición mientras el bebé está despierto y alerta para jugar con él o estimular su desarrollo.

 

2. Acuéstalo sobre un colchón liso y firme.

Cubierto sólo con una sábana muy bien ajustada. Puedes cubrirlo con una cobija ajustada debajo de sus brazos o lo más recomendable es usar una bolsa de dormir (sleeping bag) de su talla, lo mantendrá cubierto y protegido del frío así se mueva.

 

3. No dejes mantas sueltas, ni peluches dentro de la cuna.

Tampoco serán necesarios los bumpers, almohadas o tacos posicionadores de sueño; cualquiera de estos elementos supone un mayor riesgo de asfixia.

 

4. No duermas en la misma cama con el bebé.

Debe dormir en tu misma habitación, pero en su propia cuna o moises.

 

5. No abrigues demasiado al bebé.

La sensación térmica puede ser distinta en cada bebé, pero el sudor, mejillas sonrosadas, sarpullido o respiración agitada pueden ser muestra de que tu bebé está acalorado.

 

6. No sobrecalientes su habitación.

el uso de calefacción puede resecar sus vías respiratorias y ocasionar molestias al bebé. La temperatura ideal de un cuarto para dormir es entre 16ºC y 20ºC. El mejor ambiente para dormir será el que esté libre de humo y olores fuertes.

 

7. Si tu bebé usa chupo para dormir, es seguro que lo haga

durante sus siestas o en la noche; de hecho se dice que disminuye el riesgo de MSI.

Por último, no confíes en que todo lo que está a la venta es seguro para tu bebé. Cuestiona todo, por más bonito que te parezca, desde el punto de vista de la seguridad de tu bebé.

Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp