4 consejos para disfrutar a tu mascota durante el embarazo

Sabemos que el amor por una mascota trasciende lo racional y sencillamente es parte de tu familia y por eso de plano te decimos que no tendrás que buscarle un nuevo hogar mientras esperas a tu bebé.

 

Sin embargo, para llevar un embarazo feliz y que la convivencia entre mascota, embarazo y bebé sea un éxito, ten en cuenta estos 4 consejos:

1. Supervisión del veterinario:

Si antes del embarazo llevabas con regularidad a tu mascota al veterinario, ahora debes hacerlo con mayor rigor y solicitar exámenes que descarten cualquier tipo de virus o enfermedad contagiosa que pueda poner en riesgo tu salud y la del bebé.

 

Asegúrate de tener todas sus vacunas al día, esto idealmente antes de quedar embarazada, pero si no, ponte al día ya mismo.

 

En caso de que se confirme algún riesgo, suministra el tratamiento completo y con juicio y toma las medidas de precaución extremas para evitar cualquier contagio.

 

2. Higiene:

Durante el embarazo, es conveniente extremar las medidas de higiene de tu mascota, buen baño, uñas cortas, genitales limpios en todo momento  y juguetes, cobijas o camas lavados y desinfectados con frecuencia.

 

Es prudente evitar que la mujer embarazada realice directamente las labores de limpieza de su mascota, pero si es inevitable, será necesario que use guantes, se lave muy bien las manos después de cada rutina, así como el lugar y los utensilios usados.

 

Igualmente, evita siempre el contacto de tu animal con lo que comes; no le permitas a tu mascota olfatear, lamer o tocar tu comida.

 

3. Alimentación

Si te es posible mejora la alimentación de tu mascota, verificando que coma sólo comida especial para ella que le ayude a estar saludable y subir sus defensas ante cualquier virus o enfermedad.

 

Evita a toda costa que coma comida descompuesta, carne cruda o que husmee en la basura.

 

4. Adiestramiento

Éste es tal vez uno de los consejos más importantes que podemos darte. Tu mascota deberá aprender que no es dueño de la casa, ni de tu tiempo y atención y deberá aprender a controlar sus impulsos para no causarte daño.

 

Esta preparación no requiere grandes habilidades, en la mayoría de los casos es suficiente con tu amor y tiempo para dedicarte intencionalmente a enseñarle que no es el centro del mundo.

 

Conviene entonces que tu mascota pase más tiempo con otras personas y ser cuidada por ellos.

 

Tu mascota puede entender que alguien muy especial está por llegar y tal vez te hayas dado cuenta que desde ya da muestras de amor hacia tu bebé en espera, háblale y muéstrale que todo está bien, sólo serán unos pocos cambios.

TOXOPLASMOSIS: Si bien es una enfermedad que supone un riesgo alto para el desarrollo del bebé en gestación, se ha creado un verdadero mito frente a esta enfermedad y por eso muchas familias en embarazo deciden deshacerse de sus mascotas. Para tu tranquilidad, ésta es una enfermedad que puede contagiar a animales, especialmente gatos, que salen a la calle, tienen contacto con otros animales enfermos o comen carne cruda. El virus se hace presente en las heces del animal y por ende su contagio con humanos es a través de sus excrementos.

Por último, te animamos a que disfrutes tu proceso con todo lo que implica, tómate tu tiempo para realizar ajustes y contagiar de la dulce espera que hay en tu vientre a todo el que conviva contigo.

Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

También podría interesarte...

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp